Los sevillanos decidieron retirarse de los escenarios el pasado febrero, para sorpresa de su ingente legión de fans y como bálsamo necesario, según confesaron ellos mismos, para recomponerse de una trayectoria tan dilatada como ajetreada. Parar les vino de lujo para no solo tomar aire, sino también para reencontrarse con Javi Marssiano, el que fuera pieza fundamental junto a Pepe Bao y Andreas Lutz en la creación de ese sonido O’Funk’illo tan característico y que tantos puños en alto –y tantos cuernos- levantaron concierto tras concierto. Vuelve ahora pues la banda original, y solo para dos conciertos. Y si ellos sienten la misma conexión, el mismo feeling de entonces, habrá más. Y sin duda mejor. Y si no, aprovecha, ¡y que te quiten lo bailao!