Si los madrileños estaban ya que se salían, "Martes13" –su último y celebrado disco- les puso ya en nivel Premium. Natos y Waor tienen algo, está claro. Y ese algo les hace sintonizar con una marabunta de fans, tan jóvenes que… mooooooola. Por la red circula una crónica de uno de sus abarrotadísimos conciertos, éste en Barcelona, donde el periodista alucinaba con la bajísima edad de los presentes. “12 años”, le espetaban unos chavales a la salida del bolo cuando el redactor les preguntaba por la edad. Nuevas generaciones, y bienvenidas sean. Una muchachada que se siente –y cómo- reflejada en los versos escupidos a velocidad de vértigo por esta pareja bien avenida de chicos del barrio que un buen día decidieron comerse el mundo a base de flow.