En su último trabajo hasta el momento, el aplaudido “Camino de Fuego”, los granadinos han seguido adelante con su peculiarísima coctelera de ritmos, un cruce de caminos donde se encuentran Latinoamérica y África, los Balcanes y Nueva Orleans, Jamaica y la Alhambra. El que ha supuesto su quinto álbum de estudio –y la exitosa e infatigable gira del mismo, con más de cien conciertos y numerosos sold outs encadenados- ha consolidado sin duda a la banda como una de las formaciones más en forma, valga la redundancia, de la escena world music no solo de nuestro país, sino de toda Europa. Tras la friolera de diecinueve años en la carretera, Eskorzo es ya no solo una banda de culto, también es todo un referente.