Alrumbo Festival celebra su edición más exitosa

El festival gaditano se consolida como cita musical indispensable para casi 150.000 jóvenes que vibran al mismo son y bajo el mismo sol durante tres jornadas en estupenda sintonía.

La edición más ambiciosa y exitosa de Alrumbo Fest también ha sido la más ecléctica: un total de 60 artistas nacionales e internacionales han pasado por los cuatro escenarios del nuevo recinto del festival.

Del show demoledor de Cypress a la elegante sutileza de Ms. Lauryn, muchos dirán que los Hill fueron los triunfadores de Alrumbo Festival 2015. Pero no, los auténticos ganadores de esta sexta edición han sido sus asistentes. El público de Alrumbo. Casi 150.000 jóvenes que han verificado el potencial de un evento de dimensiones, resultados y repercusión escasamente habituales en nuestro Sur y que han certificado el éxito, rotundo, de una propuesta cultural, musical y de ocio que no ha parado de crecer año tras año.

Un total de 663 trabajadores, más de 80 empresas proveedoras, más de 45.000 asistentes en su primera jornada, 47.000 su segunda y alrededor de 50.000 en la final, lo que resultaría en una cifra global de casi 150.000 asistentes, números a los que habría que sumar las casi 30.000 personas que ya poblaban la Zona de Descanso el miércoles, día antes de los conciertos. Son cifras destacadas y muy descriptivas de un evento cuyo impacto económico en la zona está valorado entre 10 y 11 millones de euros, tras un año completo de dedicación al festival por parte de la promotora Etnirocker y más de dos meses de trabajo en el recinto y aledaños.

Siempre consciente de su ubicación, Alrumbo Festival 2015 ha sido además pionero en iniciar una campaña de acción y concienciación medioambiental. Así, ha diseñado y puesto en marcha para la ocasión un proyecto con fines medioambientales, Alrumbo Green, dotando a los asistentes de información sobre el entorno natural que acoge el recinto, y realizando labores de limpieza, reciclaje y eliminación de residuos en el interior del recinto y en momentos críticos apoyando a las instituciones municipales de limpieza tanto de Chipiona como de Rota. En todo momento, el Festival ha tomado medidas y enviado personal para estas acciones, encontrándose en contadas ocasiones con problemas fuera de su alcance y de su responsabilidad.

Sí que ha sido responsabilidad del Festival un cartel ecléctico y repleto de primeras figuras de la música nacional e internacional, y donde han brillado con luz propia y radiante los citados Cypress Hill y Ms. Lauryn Hill, pero también el sonido impecable de Calle 13, Gentleman & The Evolution y Tokyo Ska Paradise Orchestra, las armas de seducción masiva de Juanito Makandé y Caravan Palace, la veteranía sin fisuras de Asian Dub Foundation, Mártires del Compás y Def Con Dos, el flow sin límites de Rapsusklei & The Flow Fanatics, Nach y SFDK, la contagiosa felicidad de Kiko Veneno y El Canijo de Jerez, y la invitación a la fiesta constante de Dj Fresh, Dirtyphonics, Steve Aoki y Buraka Som Sistema, entre otros. Son solo algunos de los nombres de una programación aplaudida y coreada por un público entregado de principio a fin.

La Organización agradece la calurosa acogida a esta sexta edición de Alrumbo Festival y destaca que tanto su realización como su éxito es consecuencia de todos y fruto del trabajo en común. Con mención y agradecimiento especial a los numerosos asistentes por su colaboración en la separación de residuos, así como el buen trabajo realizado por la seguridad privada y los cuerpos oficiales, gracias al cual el festival transcurrió sin incidencias. El proyecto referente a cuestiones de circulación diseñado junto a la Dirección General de Tráfico ha funcionado perfectamente, logrando así la colocación efectiva de miles de vehículos en los espacios asignados para tal función en las inmediaciones del recinto y facilitando en todo momento la fluidez del tráfico y los accesos al recinto sin congestionar las carreteras en fechas tan señaladas.

Aun así, el objetivo principal de la Organización es mejorar todos los aspectos en cada edición, para lo que necesita sin duda de un mayor esfuerzo y la indispensable colaboración de las autoridades municipales implicadas.

La sexta edición de Alrumbo Festival ha demostrado con éxito que un evento de estas dimensiones, características e impacto –tanto económico como cultural- puede realizarse en un entorno como en el que se ubica, sin incidentes de relevancia. Pero también que los errores técnicos ocurridos necesitan de la suma de voluntades y la cooperación para su solución en futuras ediciones.

Un futuro, sin duda, que se prevé de lo más exitoso. Nos vemos en Alrumbo Festival 2016.

Compartir